RAKHÖM

RAKHÖM surge de la imposibilidad de construir en Marte como lo hacemos en la Tierra. Apuesta por una idea prefabricada de fácil montaje que cubre todas las necesidades de un investigador, aprovechando al máximo cada mcon mobiliario desplazable y con una tecnológica “piel” que dota de vida al módulo, cubriendo las necesidades de agua, energía y experimentación.